Benetússer aprueba su primer presupuesto sin facturas pendientes
31/07/2017

Se consignan casi dos millones de euros para hacer frente a la liquidación de la piscina
municipal y se aumenta el gasto social en partidas como en programas de alimentación
infantil o contra el absentismo escolar.

El pleno del Ayuntamiento de Benetússer aprobó ayer el presupuesto para 2017, el primero en el que no se consigna cantidad alguna para el pago de facturas pendientes de ejercicios anteriores. Además, en las cuentas destaca la provisión de 1,9 millones de euros para hacer frente a la liquidación de la piscina municipal y el aumento del gasto social en partidas como las actividades del centro municipal de convivencia o los programas de alimentación infantil y el que trabaja contra el absentismo escolar.

 

El presupuesto total aprobado por el pleno asciende a 9.345.076 euros. En el capítulo de ingresos se fija una cantidad prácticamente idéntica a la que se ingresó en el ejercicio anterior ajustando de esta forma los números a la realidad. En el de gastos destaca el aumento de partidas que tienen que ver con temas sociales como las actividades del centro municipal de convivencia o los programas de alimentación y contra el absentismo escolar. Destaca también el apartado de expropiaciones que se lleva un parte importante de los gastos (1,3 millones) y la consignación de 1,9 millones de euros para la liquidación de la piscina municipal. El pago de este dinero en concepto de indemnización se espera que pueda suponer la devolución de las instalaciones al consistorio que podrá trabajar para volver a poner en marcha el servicio lo más pronto posible.

 

Gracias al resultado positivo de 4 millones de euros que arrojó el cierre presupuestario de 2016 se ha podido afrontar la liquidación de un préstamo bancario y la consignación del dinero para recuperar la piscina sin que el presupuesto del 2017 se vea mermado. Para la alcaldesa Eva Sanz los esfuerzos en contención del gasto al final tienen sus frutos. “Medimos cada céntimo que sale de la caja por responsabilidad con nuestros vecinos. Gracias a ese control hemos podido ahorrar la cantidad necesaria para afrontar grandes gastos sin tener que modificar partidas importantes en los presupuestos”, explica Sanz.

 

Otra de las partidas que aumenta su asignación es la destinada a la empresa municipal de limpieza viaria Benesermu que pasa de 240.000 euros de asignación a 330.000 euros. Los motivos son la intención de que la empresa municipal asuma a partir de este ejercicio las tareas de limpieza y mantenimiento de jardines que hasta este momento está externalizado. Además, se acometerá el compromiso adquirido con la mejora salarial de los trabajadores de Benesermu.

"Hemos acabado con todas las facturas que estaban pendientes de varios años y por primera vez en este Ayuntamiento, vamos al día. Estamos efectuando una gestión con sentido común, igual que hacemos todos en casa, porque es nuestra responsabilidad gestionar bien el dinero de la ciudadanía" explica la concejala de Hacienda Reme Navarro.

 

"Se ha ajustado mucho la parte de ingresos y gastos, con la disminución de la partida del IBI porque hemos  reducido en un 8% el recibo de este año. No se ha rebajado la partida en las ayudas desde el área de Servicios Sociales ni en programas de Educación, ni de absentismo escolar. Tenemos que hacer frente a cuatro expropiaciones que superan el millón de euros, además de adecuar la accesibilidad y la red de alcantarillado en varias vías públicas" explica Navarro. Por último, comenta la edil  que se ha cancelado "un préstamo de 796.000€ con el superávit alcanzado del año pasado".